Mujeres, Emprendimiento, y las TIC como gotas en el océano empresarial

wclm

wclm

Actualizado el miércoles, 20 octubre, 2021

En 2019 Tan solo el 14% de las empresas digitales han sido fundadas o cofundadas por mujeres en nuestro país.

El pasado mes de abril se presentaba la publicación “El emprendimiento digital femenino en España: situación y prospección”, donde se analiza la realidad de las emprendedoras y empresarias digitales en la que se constata el escasísimo número de empresas digitales que están dirigidas por mujeres, su escasa facturación y las dificultades de las mujeres para acceder a la financiación temprana, la consolidación de la empresa y por tanto su sostenibilidad en el tiempo.

Para llegar a esta conclusión el informe, en el que está basado la publicación, y que analiza la realidad de las emprendedoras y empresarias digitales, se centraba en sus principales características sociodemográficas, las motivaciones que llevaron a esas mujeres a emprender, así como las principales barreras para llegar al objetivo. Además, el informe compara los datos económico-financieros de las empresas de las mismas características fundadas por hombres y sus diferencias principales.

El Instituto de las Mujeres, es quien edita y coordina el estudio, y ha impulsado el mismo al considerar el emprendimiento digital y tecnológico como uno de los principales motores de creación de valor en la economía actual, del que las mujeres no pueden quedar al margen, ya que de lo contrario sería una nueva brecha de género en uno de los sectores de mayor potencial de crecimiento y de creación de empleo.

El estudio ha tomado en cuenta los cuestionarios respondidos por 161 emprendedoras digitales y los resultados que se desprenden son muy clarificadores.

PERFIL DE MUJERES QUE EMPRENDEN EN EL ÁMBITO DIGITALPERFIL EMPRESA DIGITAL CREADA POR MUJERES

Entre 35 y 45 años. Casadas o en pareja, pero sin descendencia. 
Muy cualificadas: grado universitario, Máster o un Doctorado.
Con experiencia profesional, empleadas por cuenta ajena en el momento que decidieron emprender y con más de 15 años de experiencia laboral.
Han ocupado puestos de responsabilidad, de grado intermedio e incluso en la alta dirección de la empresa.
Más del 82% de las encuestadas se sienten capacitadas para aprender, si bien sienten carencias en el conocimiento de creación y gestión de empresas.Por último, el 44,1% de las encuestadas reconocieron que tomaron la decisión de emprender para mejorar la conciliación familiar con su vida laboral y personal. El resto en cambio lo hicieron para aumentar su independencia.

Microempresas de menos de 5 años de vida.
El 92% de las empresas no llegan al millón de euros de facturación y dentro de estas el 70% se encuentra por debajo de los 100.000 €.
Entre 4 y 0 empleados a su cargo.
No tienen un sector predominante.

Otro de los aspectos que se analizaron fueron los sectores en los que principalmente operan las mujeres emprendedoras y las tecnologías en las que basan estas actividades. La conclusión principal es que no existe un sector predominante, al menos entre las mujeres de la muestra.

No obstante, a nivel nacional y teniendo en cuenta los principales sectores tecnológicos, finanzas, inmobiliario y seguros, las startups digitales creadas por mujeres son mucho menores. Siendo un 11% de participación femenina en el sector financiero, un 3% en el inmobiliario y un 2% en el de seguros.

También se analizó la localización de las participantes, recordamos que fueron 326 mujeres emprendedoras consultadas y 161 cuestionarios contestados:

Imagen extraída del estudio “El emprendimiento digital femenino en España: situación y prospección” del Instituto de las Mujeres y WStartup Community

Como podemos ver en la imagen superior del estudio “El emprendimiento digital femenino en España: situación y prospección”, en el top tres encontramos Madrid con un total de 123 y más del 38,6%, seguido de Cataluña con 56 y un 17,6% y en tercer lugar Andalucía con 32 y un 10%

Castilla-La Mancha se sitúa como una de las comunidades con menor número de emprendedoras digitales con tan solo 2 empresas del total de la muestra consultada.

El estudio continúa analizando los resultados económicos y el rendimiento de las empresas digitales creadas por hombres y por mujeres.

En primer lugar, revela que las empresas lideradas por mujeres son menos ambiciosas y por ende crecen de manera más orgánica

Así mismo, la mayoría de ellas apuestan por bootstrapping (es un término que hace referencia a ejercer alguna actividad emprendedora con los medios que se tienen al alcance) de forma que el crecimiento será sostenido y limitado.

Uno de los datos que nos resultan más llamativos son los niveles de endeudamiento y apalancamiento, siendo menores en el caso de las empresas creadas por mujeres. Esto se debe a la falta al acceso de crédito.

También es interesante como las empresas creadas por mujeres presentan mayor solvencia que la de los hombres y una rentabilidad comparable durante los primeros años, pero según avanza el tiempo se incrementa la diferencia entre ambas, cercenando su desempeño financiero y crecimiento empresarial.

Además, el hecho de que muchas no alcancen un determinado volumen tiene como consecuencia principal el impedimento a acceder a determinadas economías de escala, limitándose tanto a nivel nacional como internacional.

Esto son sólo algunos de los datos más destacados, aunque son necesarios más análisis como estos para evaluar las medidas y actuaciones que se están llevando a cabo y cuales serían necesarios incorporar para continuar cambiando esta situación.

Es evidente por tanto la necesidad de incorporar la perspectiva y el análisis de género en todos los programas, actuaciones y políticas de promoción del emprendimiento digital. Sólo conociendo la realidad, siendo conscientes de los datos reales, se podrán plantear las soluciones adecuadas a los problemas que se puedan plantear y se logrará eliminar los obstáculos que a día de hoy sufren las mujeres y la brecha en el sector TIC. El objetivo siempre, avanzar en la igualdad de trato y de oportunidades.